Basura Marina. Iniciativas para Salvar el Planeta

El pasado sábado 2 de abril, tuvo lugar en el puerto de Malpica una de las actividades recogidas dentro del Proyecto Mares Circulares. Esta iniciativa, promovida por la Asociación Chelonia e impulsada por “The Coca-Cola Foundation” y “Coca-Cola European Partners” tiene como objetivo principal reducir el impacto provocado por la basura que termina en nuestras costas y que daña de manera considerable los ecosistemas marinos, poniendo en riesgo su integridad y supervivencia.

Esta iniciativa nace en el año 2019, siendo las costas y mares de España y Portugal el objeto de su intervención. Además, cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO). Entre las diversas actividades que desarrolla el proyecto una de ellas, y la que tuvo lugar en el puerto de Malpica, es la de acciones de limpieza y sensibilización en 25 playas o entornos acuáticos, reintegrando el plástico PET a la cadena de valor, con la colaboración de municipios, organizaciones, empresas y entidades educativas.

La actividad se desarrolló a lo largo de toda la mañana, con Buceo Malpica como anfitriona, que ha sido la encargada de movilizar los recursos materiales y humanos necesarios. Hemos sacado del mar numerosos tipos de residuos, entre los que se encontraban redes de pesca, neumáticos, pilas, dispositivos electrónicos…Toda esta basura daña gravemente los ecosistemas marinos provocando en ellos cambios irreparables que pueden conducir a su extinción y al deterioro a nivel global. Es posible que desde una visión superficial veamos los mares y océanos limpios, pero la realidad cambia cuando te sumerges en ellos. Puede llegar a ser abrumador la cantidad de residuos que pueden verse en el lecho marino y muy desolador ver como su fauna y su flora integran estas basuras en su desarrollo, llevándolos a la muerte. Si pudiésemos drenar los océanos nos encontraríamos con un inmenso vertedero y seriamos conscientes de la magnitud del problema.

No toda la basura que llega al mar es tirada directamente en él. Mucha de ella proviene de otras fuentes, especialmente de los ríos, los cuales también se ven afectados en gran parte por la acción humana.

Es de vital importancia que actividades como estas continúen desarrollándose, pero más importante aún es que ayuden a crear conciencia colectiva y sobre todo educacional. Es responsabilidad de todos cuidar el planeta en el que vivimos y ello comienza por la sensibilización y la educación. Nuestros mares son fuente de diversidad y riqueza, nos aportan mucho y por tanto tenemos el deber de respetarlos y cuidarlos. Sabemos que el 70% del planeta es agua, ¿no debemos entonces reflexionar sobre la importancia que tiene en nuestras vidas?

Aún tenemos un largo camino por delante para mejorar como sociedad y para entender que nuestro paso por este planeta tiene sus consecuencias si no tenemos claro que debemos respetar y cuidar nuestro entorno. No somos dueños de lo que nos rodea, pero contamos con la suerte de poder disfrutar de la belleza de la naturaleza, por ello, debemos cuidarla para que las generaciones venideras tengan un lugar saludable en el que vivir.

La concienciación y la educación son las claves para enfrentarnos a la contaminación, pero también es clave saber ver el problema, sólo con ello seremos capaces de iniciar el cambio.

** Fuentes Fotográficas: Asociación Chelonia y Concello de Malpica.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.