La Imaginación Del Niño Como Inspiración Al Diseño

Al realizar proyectos de áreas infantiles, que además deben adaptarse a diferentes entornos y situaciones, nos encontramos con una gran complejidad técnica, normativa y urbanística que tendremos que resolver para un desarrollo correcto del mismo. Pudiendo crear así un espacio seguro y bien relacionado con su lugar de implantación y perfil de población, de tal forma que aporte un servicio necesario y que mejore ese entorno.

Pero toda esa complejidad funcional queda sin su verdadera esencia si no valoramos que el proyecto debe despertar la imaginación de los niños y que en todo momento el diseño ha de ser concebido desde su visión.  Como se suele decir, todos hemos sido niños alguna vez, por eso cada miembro de nuestro equipo trabajamos sin perder de vista esta premisa. El imaginario infantil mezcla elementos de la vida cotidiana o de la realidad con elementos fantásticos cercanos a la literatura como los cuentos o los comics o a la historia. Su visión fresca y creativa del mundo no deja de sorprendernos a los adultos que, poco a poco fuimos perdiendo, desde la adolescencia, esa interacción con las ideas propias de la infancia. Sin embargo, este pensamiento que relaciona conceptos inconexos a priori, ha sido germen de algunas de las grandes ideas científicas y artísticas que han hecho evolucionar a la humanidad, por lo que esta capacidad innata de los niños que solemos relacionar con ingenuidad, es en realidad origen de inteligencia o, lo que es lo mismo, el juego es creatividad.

LA MÁXIMA JUGABILIDAD PERSONALIZANDO LA DIVERSIÓN

Quien diseña parques infantiles, tendrá en cuenta que hay que introducir gran diversidad de accesorios en los elementos de juego, que permitan la máxima jugabilidad como es, columpiarse, balancearse, trepar, trasladarse, interaccionar con el otro, tocar, mover elementos, deslizarse, etc que permitan al niño jugar libremente por el espacio seleccionando los diferentes accesorios y recorridos que el mismo elija, personalizando así su diversión.

Pero lo interesante también para el diseñador es que estos accesorios estén relacionados con una temática del imaginario del menor, para que su juego libre, tanto individual como colectivo, genere roles y narrativas diversas. Por eso el diseño del parque y de los elementos de juego se pueden asociar por ejemplo a una vegetación prehistórica gigante o a barcos y animales marinos o cohetes espaciales…, es decir, todo aquello que plasme las aventuras que ellos representan muchas veces en sus dibujos. Porque los dibujos de los niños están llenos de mundos increíbles que pueden servir de inspiración para todo proyectista. Es bueno no olvidar esa capacidad creativa infinita…que todos hemos tenido alguna vez.

** Gracias a los artistas por dejar volar su imaginación y emocionarnos con estos bonitos dibujos.

Galopín Free Play 2
Galopín Free Play

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.